Pensamiento…. ¿Laico?.

Posted on 28/12/2008

0


Hoy en Menéame una vez más se volvió sobre el tema del laicismo en el estado, y toda la parafernalia que se mueve alrededor de este asunto. Sinceramente me importa muy poco lo que pase con mi hija en la escuela, su educación es mi casa principalmente y en la escuela cumple un trámite necesario. Es triste, pero lo vemos así.

Pero se me ocurrió transpolar el tema de laicismo, que a primera vista suena fantástico a otros puntos de la enseñanza, y ahí se me cayeron todas las estanterías. No quiero un pensamiento neutro y políticamente correcto en mi educación, y mucho menos en la de mi hijita, quiero compromiso y conocimiento, quiero debate y fundamentos, quiero diálogo y comprensión al que opina distinto. 

Entonces pienso… (no lo hago muy seguido pero lo hago) que pasará el día que se pida que el estado no tome posturas ideológicas de otro tipo, como por ejemplo políticas, y tengan que enseñar todo “desde el centro”, no hay izquierda ni derecha, no hay nacionalismo ni patriotas… no buenos ni malos. 

Entonces para no influenciar a mi hija debería pedir que le enseñen el holocausto sin hablar mal de Hitler, además, deben quitar toda referencia a sus actos y no generar opinión sobre su persona en las lecturas. No me gusta esto, 

Me imagino a mi hija contentando en una mesa que durante la dictadura argentina los militares construyeron estadios de fútbol y autopistas, y que trabajaron por la reorganización nacional. Me imagino su desconocimiento sobre los chicos expropiados, los desaparecidos y los vuelos de la muerte, por que el estado tiene que ser neutro. No me gusta esto. 

Me imagino a mi heredera contándome que en Europa personas como Franco, Mussolini y otras yerbas ayudaron a construir un clima de armonía después de la primera guerra mundial, creyendo que Guernica es un cuadro, y que la represión fue una consecuencia. No me gusta esto. 

No quiero imaginarme a los estudiantes universitarios sin espíritu revolucionario por culpa de esta postura “neutra” del estado. Centenares de profesionales idiotas que no conocen el significado de la palabra “cambio”, y mucho menos el camino de la lucha y que lleva al progreso. No me gusta eso. 

Soy partidario de un estado comprometido, un estado donde en los colegios se hable de religión, (me da lo mismo si están o no los símbolos en sus paredes), donde se hable de política (con compromiso y fundamento), done se hable de la sociedad y sus problemas, sin importar a quien se ofende. Por que de este debate, en cierta etapa de nuestra vida, salían las ideas con las que crecimos, por las que peleamos y por las que mucho, fuimos reprimidos. 

Me manifiesto a favor de la ampliación de temas y no de la eliminación selectiva por cuestiones ideológicas, no quiero “limpiar” lo que no me agrada, yo quiero que mi hija sepa quienes fueron los militares argentinos y quienes fueron los montoneros, quiero que sepan quienes son los radicales y quienes los peronistas, me importa marcarle la diferencia entre Menotti y Bilardo, por que de todo esto, esta agridulce ensalada, va a salir su postura y su defensa a la vida. Independientemente del lado que ella elija. Y aunque el lado que elija sea el que no me guste. 

Me parece peligrosa la búsqueda de un estado neutro, sin compromiso, esto va a beneficiar a aquellos que por conveniencia decidan, en un futuro no muy lejano, evitar hablar del Franco, de Videla y de Mahoma, con un claro y oscuro objetivo político. Quiero levantar la bandera por la ampliación de contenidos y la profundización de los contenidos con una clara e inevitable tendencia al respeto a la persona, y a las diferencias que de ellas puedan surgir. Quiero compromiso, Quiero debate, quiero… quiero un estado que cree revolucionarios, no personas anestesiadas. 

El debate está abierto… los insultos se reciben de 6 a 9 hs en ayunas por favor.

Anuncios
Posted in: Uncategorized