La muerte…

Posted on 06/01/2009

1


 

Existen distintos tipos de muertes, no todos vamos a tener la misma, por suerte, por que yo no quiero morir como muchos de los que conozco, espero que mi muerte sea fiestera, divertida y cuanto más corta mejor. 

La muerte de los ricos: Huele a perfume francés, viste en Channel y calza gafas D&G, se la puede ver en muchos lugares pero siempre, siempre. será en barrios de casa lujosas y bien iluminadas. Grandes y brillantes autos acompañarán su camino al cementerio y mientras ella contempla sentada en un rincón de la sala el dolor que causa su presencia, podemos ver un desfile de moda al estilo Fashion network entre los asistentes. 

La muerte de los pobres: Viste como puede, huele ácido y nunca anda cuidada, camina torpemente y es fácil darse cuenta donde está por la cantidad de gente que se junta en la puerta de una casa, Es una muerte triste y dolorosa, una muerte que se lleva junto con su víctima, muchas veces los sueños de progresos de una familia. La podemos ver en países completos o en los barrios bajos de las grandes ciudades. 

La muerte de los Accidentados: La más traicionera de todas las muertes, trabaja todo el día en busca de su oportunidad, al menor descuido de una persona encontró su víctima. Sus mejores clientes son jóvenes inconcientes que no saben manejar ni sus autos ni sus vicios, cuando se levanta cruel, se lleva a un trabajador de una obra en construcción. 

La muerte de los sueños: Se divierte siendo cruel, no nos lleva físicamente pero se encarga de meternos cuotas de realidad en nuestras esperanzas, nos vive poniendo el pié en la cabeza para que no podamos ser felices, busca refugio en personas egoístas sobre todo, gerentes de banco o políticos y gobernantes.

La muerte de los inocentes: Su trabajo es ser injusta, aprovecha cualquier maldad que una persona cometa para llevarse a alguien que este cerca del lugar, ella no sabe de culpas ni de desconsuelos, solo tiene como misión llevar el dolor inesperado a una familia cualquiera.   

La muerte de los olvidados: Trabaja muy tranquila, se lleva almas de personas a las que ya nadie recuerda y de las que nadie va a pedir a Dios que las salve, incansablemente, en el mejor de los anonimatos termina con la soledad que muchos padecen, a veces, se molesta cuando ve, que su víctima, siente placer al verla por que se terminó todo su sufrimiento. 

En los tiempos bélicos veo a las personas discutir si una muerte está bien o está mal, si es justa o injusta, no los entiendo, si la muerte natural ya es una gran putada que nos juega el destino, las muertes provocadas no pueden ser mejores o justificadas. 

Todas las muertes son una mierda, no existe la muerte “justa”… no existe la muerte “digna”… no existe la muerte “en paz”. 

Me imagino a mi muerte con un gran dolor, el dolor de la ausencia, y esa ausencia va a ser tan grande, pero tan grande, que yo mismo voy a ser el que no está. Me imagino a mi muerte antes de terminar su trabajo, haciendomé bromas de mal gusto… de humor negro, para hacerme sufrir un poco más.

¿Se puede vencer a la muerte?, Creo que sí. Lucho todos los días por eso.   

Anuncios
Posted in: Uncategorized