no vas ser educat… I prou!

Posted on 08/01/2009

1


 

La jodí… cuando escuché esa frase supe que mi error había sido muy grave, mi familia tiene códigos, y uno de ellos es que cuando te retan en catalán o en inglés llegaste demasiado lejos, tal vez, a ese lugar donde no debieras haber llegado. 

Un código personal, ya no familiar, es que a la noche cenamos todos juntos, cuando por cuestiones de trabajo no llego a la cena me siento culpable, no puedo evitarlo. Hoy volví tarde y para pagar “mi culpa” invité a la familia a tomar un helado. 

Para nosotros ir hasta la heladería no es el gran paseo, pero para mi hija si, Para ella es una fiesta y en cuanto pudo, salió corriendo a elegir su helado, la suerte no la acompañó y en su carrera chocó contra una señora que salía con un cucurucho de dulce de leche seguro, el otro gusto no lo recuerdo por que no quedó impregnado en su vestido… 

– Perdón dijo Nad… (*) en un acto de educación, se podía ver en su cara el temor de quien sabe que acaba de hacer algo mal…

– Perdón… repitió tímidamente, mi esposa y yo ya nos estábamos acercando al lugar, obviamente, no la podíamos retar. Fue un accidente. 

– Pendeja de mierda, pero mirá como me dejaste… dijo la señora, muy educada por cierto. 

– Perdón volvió a decir Nad…, pero esta vez me miraba a mi con cara de mucho susto. 

– Pero que perdón ni perdón, sos una mal educada de mierda y una boluda. 

Acá entro yo: Mire señora fue un accidente, la nena le pidió perdón y creo que no puede hacer más que eso, en todo caso, si usted quiere que le lleve el vestido a la tintorería me lo dice y no hay problema. Pero no la insulte… por que terminamos mal. 

– Me chupa un huevo, tu hija es una mal educada y vos un pelotudo…

<modo tumbadito on> A ver vieja puta, por que no te calmás por que si lo que querés es demostrar que sabés insultar yo también puedo hacerlo, vos sos una vieja de mierda mal cogida (mal follada para los amigos españoles) y la nena ya te pidió perdón ¿que mierda querés que haga?… andate a la puta que te parió, vos, tu vestido y tu carácter de mierda.  <modo tumbadito off> 

La vieja se quedó helada, no por lo que le dije, pero si por que toda la heladería la estaba mirando como si fuera un ogro que se había enojado con una chica de 5 años y la había maltratado.

Pedimos el helado, que por cierto tenía el gusto más margo de nuestras vidas, y nos fuimos para casa, cuando subimos al auto comenzó la tragedia.

– Estuviste para el orto, dijo mi esposa dulcemente.

-¿Qué?

– Eso, que estuviste para el orto, Nad… con 5 años es más educada que vos, ella a los mayores los trata con respeto, trataste a la vieja como si fuera un amigo tuyo, y no tenés derecho…

– Pará, yo no me metí… hasta que puteó a la nena, ahí reaccioné, y no dije nada que ella no haya dicho, o parecido.

– Vos no fuiste educado, y eso es lo que cuenta, la señora era mayor y no podés tratarla así, Nad… estuvo mejor que vos e hizo lo que correspondía, lo tuyo da verguenza.

– No, vamos a ver…   – no vas ser educat… I prou! se escuchó desde el asiento trasero del auto. La voz sonaba muy enojada. 

Guarde silencio, no pude hacer más que pedirles disculpas a las dos unos minutos después, por suerte, este mundo no depende de personas como yo y si de personas como mi hija, el futuro se avecina más educado de lo que me imaginaba, el presente, a pesar de mi resistencia, se comió lo que me quedaba de humanidad. 

Tengo que cambiar, no quiero llegar a viejo de esta forma, una persona que no respeta a los mayores, difícilmente pueda respetar a las personas en general. Nunca fui así, pero una vez es suficiente para demostrar que el camino no es el que estoy siguiendo. 

Se que en la calle, que en las ciudades y que en todo el mundo hay muchas Nad… sueltas que dentro de unos años van a hacer las cosas mejores de lo que las hacemos nosotros. Muchas veces nuestros hijos nos marcan el camino y no lo vemos, a ellos, quiero decirle gracias, no es fácil enseñarle y educar a un viejo cascarrabias como yo. Pero vamos a intentarlo.

Y a mi hija en especial… que decirle, lo de siempre: No soy el mejor padre que vos podías tener, pero vos sos la mejor hija que yo podía tener…

Y me lo demostrás día a día. Te amo.  

Papá. 

La canción… la canción que termina con esto es un deseo, por que este rapto de locura sea el comienzo de algo positivo. 

 

Y no, no me olvidé de vos, gracias por hacerme ver mis errores, y mantener la cordura cuando yo la pierdo. Por algo me dejé elegir como esposo…

* No publico el nombre completo de los integrantes de la familia por privacidad, hay gente interesada en saberlo para hacer maldades..

Anuncios
Posted in: Uncategorized