El piletero…

Posted on 13/01/2009

0


Todas las mañanas Carlos, el piletero, se arma de paciencia y comienza su meticuloso trabajo, no es fácil, tiene que limpiar el fondo de una piscina con paciencia para que no se levante la tierra del fondo bajo un sol abrazador. Típico de verano porteño. 

La rutina se repite sin descanzo, vaya uno a saber como hacen los chicos para superarse tanto, y cada mañana, más tierra aparece en el fondo, más trabajo para un hombre de 75 cansados años que la vida, no le permitió parar a descanzar, o si, y el no quiere hacerle caso.

Son muchas horas dedicadas a poner cloro, limpiar el fondo, sacar las hojas, filtrar el agua, tirar decantador… nunca se termina, pero como por arte de magia este duendecito consigue que a las 2 de la tarde la piscina esté límpia y transparente, a la hora que los revoltosos la quieren usar con sus amigos ya está en condiciones y lista para ser usada.

Todas las tardes, un grupo de chicos es feliz gracias al silencioso e incansable trabajo que su abuelo se toma cuando se levanta, preparar todo para que sus nietos dejen las mejores sonrisas en una tarde calurosa.  

Y lo consigue, las mejores sonrisas se reflejan en el agua cristalina… 

Gracias Pá… Tus nietos son muy chicos para valorar tu esfuerzo, pero el reconocimiento es de muchos. 

Te quiero.

Anuncios
Posted in: Uncategorized