Tango obeso

Posted on 15/01/2009

0


La conocí en una peña

Donde iba a bailar tango

Y nunca pude olvidarla

Un depósito de grasa

En el medio de la panza

Que no era de extrañar

Reventaba las balanzas

 

Se me acercó entre la gente

En su boca, cuatro dientes

Colgados del paladar

En su nariz, un lunar

De procedencia dudosa

Sus axilas resbalosas

Por el agua sudorosa

En su pelo mucha laca

Con un aliento de vaca

Comenzamos a bailar.

 

Y así nació nuestro amor

En una noche porteña

De mi pasión se hizo dueña

Fui conociendo el dolor

 

Recuerdo aquellas tardes

Que solíamos caminar

Por la playa en Pinamar

Que se acercaba la gente

Corriendo como una loca

Pensando que era una foca

Que había salido del mar.

Y yo que espantaba crios

Parándome adelante

“Gritando no es una foca

Esto es un elefante”

 

 

Por que te fuiste mi gorda

Si yo muy bien te trataba

Te acordás aquella noche,

Loca, pura pasional…

Que haciendo el salto del trigre

Me mandaste al hospital.

 

Las costillas fracturas,

El pulmón atravesado

Las piernas están quebradas

El “miembro” inutilizado

Fue el diagnóstico temprano

Que me dieron en la guardia

 Y yo me armé de paciencia

En la recuperación

Y fue gracias a la ciencia

Y que me curó la impotencia

Que te escribo esta canción

 

Me dejaste acá tirado.

En esta cama vacia.

Y ya no siento a mi lado

Ese aroma personal

Igualito al de un pescado

Yo te maba y lo intenté

Y te lo digo de veras

Ya se que no me escuchas

Por los tapones de cera.

 

Si yo pudiera encontrarte

Si te tuviera a mi lado

Si pudiera caminar,

Con cara de enamorado

Si yo volviera a sentir

Tus pasos, junto a mi lado

No sabría que decirte

Como enfrentar el momento

Y es por eso que te pido

Si querés esos momentos

Avisame, mi cariño

Que de un tiro me reviento.

Anuncios
Posted in: Uncategorized