Días eternos…

Posted on 16/01/2009

0


Cuando naciste, hija mía, no tenías primos, tios, abuelos al por mayor. Aquél frío y extraño día asturiano solo te presentó a un familiar directo, tu abuela Rosita y a un montón de amigos nobles. Pero nuevos. 

Nunca nos “separamos” tanto tiempo, no en distintos paises. Pasamos tres meses distanciados por algunas ciudades, vos y mamá en Cataluña y papi en Asturias trabajando. Fueron tres meses… y juramos no harcelo más. Después… nada, lo normal, dos días en casa de los abuelos y de vuelta a nuestro nido. 

Es la mañana del día 2… me queda todo el día para sufrirlo, por lo que me cuentan la estás pasando tan “mal” que no tenés ni tiempo para hablar con nosotros por teléfono. Faltan 4 días… cuatro largos días para volver a verte. 

Pero lo que nos molesta no es tu ausencia, sabemos que estás de vacaciones con los abuelos, los primos y los tios y que mejor cuidada dificilmente puedas estar. Lo que nos molesta es la frontera. No soportamos el pensar que “estás en otro país” eso nos hace sentir muy extraños. 

No te voy a perdonar lo cruel que sos con nosotros, cuando te vas, dejás la casa vacía de risas, de canciones inventadas, de juegos imaginarios, de… de vos. La casa sin vos no es lo mismo. Y los días son eternos. 

¿Bailamos?… nunca decís que NO cuando te pregunto esto. Así que bailaré con vos en tu ausencia.

Que seas feliz.. el resto es anecdótico.

Anuncios
Posted in: Uncategorized