Trompada por la espalda…

Posted on 20/01/2009

1


Es cierto, soy un padre de familia, pero por fumar no soy menos padre de familia de lo que quisieras, por fumar no soy mejor ni peor persona, por fumar solo soy un poco más idiota, pero no mucho. 

Es cierto, tengo una hija, pero por fumar no dejo de disfrutarla, pero por fumar no dejo de contemplar su sonrisa, por fumar no dejo de emocionarme con sus abrazos. Por fumar solo puedo perderme un tiempo a su lado, pero esto tampoco es seguro…

Es cierto, quemo dinero en cilindros de nicotina, pero por quemarlo no me privo de otras cosas, por quemarlo no dejo de cumplir con mis responsabilidades, por quemarlo nunca me cortaron los servicios, por quemarlo, tal vez, sea menos rico el día de mi muerte.

Es cierto, todo es cierto, pero yo te escucho, no te presto atención, te escucho, escucho tus sermones diarios, y me da lo mismo, Cuando ya no quiero escucharte más me asomo a la ventana, miro los árboles, la gente, la ciudad…

Y prendo un cigarrillo mientras me olvido de todo.

Vos no fumás… pero sos más perjudicial para mi vida que un cigarrillo… eso los dos lo tenemos claro. 

Anuncios
Posted in: Uncategorized