No tengo una madre “Coca Cola”

Posted on 18/10/2009

1


“Nadie cocina como mi mamá”… la propaganda de Coca Cola recorre todo el mundo mostrando mesas con gastronomías variadas y todos, todos… reconocen las cualidades de su madre.

No puedo decir lo mismo, mi mamá cocina realmente mal, muy mal… una vez hizo un aro de arroz que por accidente se cayó al piso y no se rompió. Obviamente nadie comió ese aro y recuerdo a “Cid” un ovejero alemán… llorando cuando se lo dieron de comida en la semana… era un perro sabio.

Mi esposa… cocina como el culo, todo muy “natural”… pero sin sabor. Esa mania de comer “pasto” en busca del equilibrio alimenticio es perjudicial para la familia, mucho verde, pero poco sabor a la hora de masticar el almuerzo.

Mis hermanas y yo aprendimos a cocinar por obligación, era imposible tratar de comer algo rico en casa que saliera de las manos de mamá… mi hija, en secreto me dice “cociná vos”… sigue los mismos pasos. Las ganas de no morir desnutridos antes de los 5 años hizo que en lugar de mirar los dibujitos, miráramos con entusiasmo a Doña Petrona. Mientras nuestros amigos se divertían con Piluso, El Zorro  o Petete nosotros solo pensábamos en llegar a los 12 años pesando 25 kilos.

A pesar de todo esto, mi mamá y mi esposa son madres fantásticas, didácticas, cariñosas, solidarias y como toda madre, nada egoístas. Siempre están primero los demás antes que ellas.

Así y todo… cuando veo la publicidad de Coca Cola que dice “nadie cocina como mi mamá”…  automaticamente digo “Por suerte”… ningún chico se merece la tortura de vivir en una casa gastronómica como la que tuve yo en mi infancia… como la que tengo en mi matrimonio.

Igualmente… Feliz día.

Y piedad… no vuelvan a prender la cocina.

Anuncios
Posted in: Uncategorized